Noticias

El Gobierno Vasco participa en la exhumación de los restos de cinco combatientes hallados en el monte Altun de Zeanuri

Se habían localizado los restos de un miliciano, pero al acometer las labores de exhumación el equipo de Aranzadi ha exhumado finalmente los restos de cinco combatientes enterrados en una misma trinchera. Algunos de los restos corresponden al miliciano Pedro San Millán Beitia muerto en abril 1937 durante los combates que tuvieron lugar en los puertos de Barazar y Zumeltza. Sus familiares han estado presentes durante la exhumación.

La Directora de GOGORA, Aintzane Ezenarro, ha asistido durante este fin de semana a la exhumación de los restos de cinco combatientes de la guerra civil hallados en el Monte  Altun, perteneciente al municipio de Zeanuri (Bizkaia). Uno de ellos ha sido identificado, se trata del miliciano Pedro San Millán Beitia fallecido el 7 abril de 1937 durante los combates que se libraron entre los puertos de Barazar y Zumeltza para garantizar el control de esa zona estratégica. 

La exhumación, en la que ha estado presente Eusebio Larrazabal alcalde de Zeanuri y el parlamentario de Elkarrekin Podemos y secretario general del Partido Comunista de Euskadi, Jon Hernández, además de familiares de Pedro San Millán Beitia, entre otros representantes y ciudadanos, se ha llevado a cabo por un equipo de técnicos de la Sociedad Aranzadi, dirigidos por el antropólogo forense Paco Etxeberria. En los trabajos de desenterramiento han sido recuperados  finalmente fragmentos óseos de cinco personas, enseres de los combatientes, varios peines-cargadores, cartuchos y placas de identificación del Euzkadiko Gudarostea (Ejército de Euzkadi). Una corresponde a Pedro San Millán y las otras, una vez restauradas, permitirán identificar a sus compañeros.

El hallazgo de los restos tuvo lugar el pasado 15 de septiembre durante una exploración rutinaria realizada por miembros de Euskal Prospekzio Taldea en el monte Altun -situado entre los puertos de Zumeltza (Dima) y Barazar- considerado durante la guerra una posición estratégica para ambos bandos. 

Las investigaciones señalan que el número grabado en la placa hallada en la fosa está asociado al miliciano Pedro San Millán Beitia, natural de Elantxobe y vecino de Bilbao, que pertenecía al Batallón Perezagua, adscrito al Partido Comunista de Euskadi e integrado por afiliados y simpatizantes que provenían, en su mayoría, de los pueblos mineros y de la margen izquierda de la ría del Nervión. 

A finales de marzo de 1937 el batallón fue enviado a la zona de Barazar para hacer frente a la gran ofensiva iniciada por el ejército franquista con el objetivo de entrar en Bilbao, y más tarde en Santander. 

Plan de fosas

El Gobierno Vasco lleva trabajando desde 2002 en la búsqueda e identificación de personas desaparecidas durante la Guerra Civil. A finales de 2015 se presentó el Plan Vasco 2015-2020 de investigación y localización de fosas. 

En lo que va de año, se han realizado cinco exhumaciones: Monte Txaldatxur de Donostia (28 de enero); Monte Urkullu de Larrabetzu (4 de febrero); Legutio (25 de marzo); Monte Lemoatx (4 de junio) y la de hoy en el Monte Altun en Zeanuri.