Noticias

Fecha de publicación: 27/06/2017

El Lehendakari recibe el informe final sobre víctimas de violaciones de Derechos Humanos en el periodo 1960-1978 de la mano de la Comisión de Valoración

  • El informe denominado Saliendo del Olvido completa la información de manera cualitativa dando cuenta de las historias y los casos analizados
  • Con la presentación del informe la Comisión de Valoración busca “cerrar una etapa” y un reconocimiento a las víctimas que prestaron su testimonio
  • 187 personas fueron reconocidas como víctimas al amparo del Decreto 107/2012

El Lehendakari Iñigo Urkullu recibía en la mañana de ayer a miembros de la Comisión de Valoración del Decreto de 107/2012 de reconocimiento y reparación de víctimas de vulneraciones de derechos humanos causadas por abuso de poder o uso ilegítimo de la violencia policial producidas entre 1960 y 1978. El objetivo del encuentro ha sido la entrega por parte de la Comisión del libro “Saliendo del Olvido”. Se trata del informe final en el que se analiza en profundidad las historias y los casos analizados por la Comisión. 187 personas fueron reconocidas como víctimas al amparo de este Decreto.

Acompañando al Lehendakari ha estado el Secretario General de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación, Jonan Fernández.. Al encuentro han asistido las siguientes personas integrantes de la Comisión de Valoración: Carlos Martín Beristain (coordinación y redacción); Álvaro Gil Robles, Sabino Ormazabal, Monika Hernando; y, Aintzane Ezenarro.

Este informe, el libro "Saliendo del Olvido", viene a completar la información profundizando cualitativamente y dando cuenta de las historias recogidas, los dolores compartidos, la documentación presentada y el análisis realizado por la Comisión de Valoración en los diferentes tipos de casos que se presentaron.

Con la presentación de este informe además, la Comisión quiere cerrar una etapa, dando cuenta de lo trabajado. Quiere que sea una devolución a la sociedad, a las Instituciones que la han apoyado e impulsado, y principalmente, quiere que sea una devolución y un reconocimiento a las víctimas que prestaron su testimonio. Su palabra y experiencia es también una contribución a una memoria compartida.