Jonan Fernández señala que el Gobierno trabaja para culminar el reconocimientode la verdad de la Memoria Histórica y la reparación moral de las víctimas del franquismo

Fecha de publicación: 

El responsable del Ejecutivo vasco ha inaugurado el Congreso Cuerpos incómodos que analizará de una manera crítica y comparada diferentes procesos de exhumaciones de fosas en distintos lugares del mundo

El Gobierno Vasco prevé presentar en otoño un primer balance del “informe-base de vulneraciones de derechos humanos 1936-78”

El Secretario General de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación, Jonan Fernández ha manifestado que el Gobierno Vasco trabaja de manera prioritaria para dar respuesta a dos grandes compromisos en materia de memoria histórica: contribuir a culminar los procesos de reconocimiento institucional de la verdad de la Memoria Histórica, y de reparación moral a la memoria de las víctimas del franquismo. Fernandez ha sido el encargado de inaugurar esta mañana el Congreso Cuerpos incómodos, organizado por el Instituto Gogora, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Asociación de Ciencias Aranzadi, y la UPV/EHU.

En su intervención, Jonan Fernández ha anunciado que la investigación que está realizando el Ejecutivo vasco en los archivos y registros civiles y parroquiales, en colaboración con la Universidad del País Vasco y la Sociedad Aranzadi, para conocer con la mayor precisión posible el número y la identidad de los fallecidos en la guerra civil, arroja datos cuantitativamente superiores a los que se han manejado hasta el momento. En este sentido, ha adelantado que este próximo otoño se podrá presentar una primer balance del resultado del “informe-base de vulneraciones de derechos humanos 1936-78”, que es el marco en el que se realizan estas investigaciones.

El Congreso reunirá hasta el próximo sábado, día 21, en el Palacio Miramar de Donostia, a especialistas de todo el mundo que analizarán de una manera crítica y comparada diferentes procesos de exhumaciones de fosas en distintos lugares del mundo.

Según ha indicado el responsable del Ejecutivo vasco, el objetivo de este encuentro internacional es “levantar la mirada” y estudiar las tendencias principales y casos relevantes de las exhumaciones vinculadas a los derechos humanos en el mundo, y tratar de extraer aprendizajes para aplicarlos “en nuestro propio contexto”, en las políticas públicas de memoria vinculadas a la guerra civil.

En su opinión, además de abordar la dimensión técnica y científica, es necesario reflexionar también sobre la fundamentación ética, el porqué, el para qué y el cómo, en el caso de las tareas de exhumación. “Todo aquello que hagamos debe tener clara un doble perspectiva: no debe servir para alimentar ninguna forma de victimismo, al contrario, ha de promover la liberación de la injusta victimización que padecieron las víctimas y sus familias. La búsqueda y desvelamiento de la verdad debe ser un proceso liberador, de luz y alegría”- ha concluido.

PROGRAMACIÓN COMPLETA: https://goo.gl/d8iDQW