El Lehendakari destaca en el Día de la Memoria el derecho de las y los jóvenes "a conocer la memoria reciente de Euskadi"

Fecha de publicación: 

El lema del Día de la Memoria 2020 es "Atzera begiratu aurrera jarraitzeko | Mirar hacia atrás para seguir adelante". En el acto celebrado en la sede del Instituto Gogora han tomado la palabra dos jóvenes, quienes han compartido sus reflexiones y aprendizajes.

El Lehendakari destaca en el Día de la Memoria el derecho de las y los jóvenes "a conocer la memoria reciente de Euskadi"
  • El lema del Día de la Memoria 2020 es ‘Atzera begiratu aurrera jarraitzeko | Mirar hacia atrás para seguir adelante

  • En el acto celebrado en la sede del Instituto Gogora han tomado la palabra dos jóvenes, quienes han compartido sus reflexiones y aprendizajes

El Lehendakari Iñigo Urkullu y la consejera de Igualdad, Beatriz Artolazabal, han participado en el acto central del Día de la Memoria del Gobierno Vasco celebrado esta tarde en Bilbao, en la sede del Instituto Gogora. En el acto han intervenido Ainhize San Andrés y Joanes Atxa, dos jóvenes que han compartido su reflexión sobre la necesidad de conocer el sufrimiento padecido por las víctimas del terrorismo y la violencia en la historia reciente en Euskadi.

Tras sus intervenciones el Lehendakari se ha referido a las y los jóvenes y a su “derecho a conocer y derecho a participar, a aportar su visión en la construcción de la memoria”. La transmisión de la memoria a las generaciones más jóvenes es la idea central del Día de la Memoria 2020 resumido en el lema elegido ‘Mirar hacia atrás para seguir adelante’. En palabras del Lehendakari es “una mirada crítica y autocrítica; con voluntad de aprender para no repetir los errores del pasado; una mirada cercana, inclusiva, empática, abierta, incluyendo las experiencias y el sufrimiento de todas y todos; una mirada compartida para un bien común: la convivencia”.

En Lehendakari Urkullu ha añadido también que las pronunciadas por estos jóvenes, “son palabras de futuro que representan una mirada renovada al pasado y son los principios y valores sobre los que asentar una Euskadi del presente y del futuro”.

Debido al contexto de pandemia derivada de la Covid19, el de hoy ha sido un acto institucional celebrado en un formato más reducido de lo habitual. Al Lehendakari Iñigo Urkullu le han acompañado, el vicelehendakari primero y consejero de Seguridad, Josu Erkoreka; la vicelehendakari segunda, y consejera de Trabajo y Empleo, Idoia Mendia; la consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal; el viceconsejero de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación, José Antonio Rodríguez Ranz; y la directora del Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos, Aintzane Ezenarro. Han sido invitados, también, los grupos parlamentarios representados en el Consejo de Dirección de Gogora. La presencia de víctimas del terrorismo y la violencia en el acto central del Día de la Memoria del Gobierno Vasco suele ser habitual, así como del resto de consejeros y consejeras y Diputaciones Forales, pero en esta ocasión, se ha limitado la asistencia y se ha facilitado seguir el acto en directo on-line.

El acto ha comenzado a las 17:00 horas y tras las palabras de bienvenida de la directora de Gogora, Aintzane Ezenarro, han tomado la palabra Ainhize San Andrés y Joanes Atxa, dos jóvenes de 20 y 21 años respectivamente, que durante su etapa de educación secundaria participaron en el programa Adi-Adian del Gobierno Vasco; un programa que lleva a conocer el testimonio de víctimas del terrorismo y la violencia en los centros de educación. Ambos se han referido a esa experiencia como algo que no han olvidado.

Ainhize San Andrés ha recordado que fueron “unos testimonios realmente conmovedores, de los que remueven las entrañas de arriba abajo y ponen los pelos de punta”. Se ha referido a las víctimas con estas palabras “es realmente admirable la resiliencia con la que atajasteis aquella situación, la naturalidad con la que narráis aquellos hechos desgarradores y la paz que transmite vuestra mirada”.

Para Joanes Atxa ha supuesto participar desde dentro en la construcción de la memoria y “es un progreso para la concienciación de los y las jóvenes” como él. La experiencia propia que ha relatado, en su opinión, refleja el camino realizado desde el desconocimiento a la conciencia, “una transición que convierte los prejuicios en relatos en primera persona y con una única intención, la pedagogía de un relato crítico”.