José Antonio Rodríguez Ranz, viceconsejero de Derehos Humanos, Memoria y Cooperación, reivindica "la dignidad de todas las víctimas y su derecho a la memoria, verdad, justicia, reconocimiento y reparación"

Fecha de publicación: 

  • El Gobierno Vasco ha recordado y honrado a José Miguel Andueza, víctima reconocida de la violencia policial ilícita, cuando se cumplen 51 años de su muerte.
  • José Miguel Andueza, natural de Bera, murió por disparos de la Guardia Civil en Donostia-San Sebastián, el 15 de junio de 1970.
  • Además del Gobierno Vasco, han acompañado a la familia el alcalde de Donostia-San Sebastián, Eneko Goia, el concejal del Ayuntamiento de Bera, Julen Errandonea, miembros del Consejo de Dirección de Gogora y familiares de víctimas de la violencia policial ilícita.

El Gobierno Vasco ha recordado y honrado en un acto celebrado junto a la familia, a José Miguel Andueza víctima reconocida de la violencia policial ilícita, en un acto organizado por el Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos Gogora, en la Casa de la Paz y los Derechos Humanos de Donostia-San Sebastián.

José Antonio Rodríguez Ranz, viceconsejero de Derehos Humanos, Memoria y Cooperación, ha tomado la palabra en nombre del Gobierno Vasco para recordar que se trata de un hecho que acaeció en la dictadura franquista que el Estado de Derecho no rectificó. El reconocimiento de José Miguel Andueza como víctima se produjo a través del Decreto 107/2012 de junio del Gobierno Vasco, cuando ya habían pasado 43 años desde su muerte.

El viceconsejero de Derehos Humanos, Memoria y Cooperación ha reiterado el compromiso del Gobierno Vasco con las personas víctimas de vulneraciones de derechos humanos producidas en el contexto de violencia de motivación política que comenzó a materializarse con el referido Decreto 107/2012 y más recientemente con la Ley 17/2016. Rodríguez Ranz ha subrayado la importancia del reconocimiento legal, que se materializa a través de la citada normativa, a la que se le suma la necesidad del reconocimiento institucional y social de las víctimas, de todas las víctimas de vulneraciones de derechos humanos.

 

El viceconsejero Rodríguez Ranza ha recordado el clima de dura represión vivido durante esos últimos años de la dictadura y el derecho al reconocimiento y memoria de las víctimas de la violencia ejercida por las fuerzas al servicio del Estado. “Como todas las víctimas, son víctimas de primera. Porque todas ellas han sido víctimas de una violencia injusta. Y reconocer esto y decirlo en voz alta, no significa equiparar, no significa exculpar, no significa legitimar, no significa compensar; significa simple y llanamente reivindicar la dignidad de todas las víctimas y su derecho a memoria, verdad, justicia, reconocimiento y reparación.”

En el acto, ha participado Esteban Andueza, sobrino de la víctima, quien ha intervenido para recordar a su tío.

Al acto han asistido Eneko Goia, alcalde de Donostia-San Sebastián; José Antonio Rodríguez Ranz, vice consejero de Derechos Humanos, Memoria y Cooperación; Aintzane Ezenarro directora del Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos-Gogora; Joseba Diez, parlamentario de EAJ-PNV; Muriel Larrea parlamentaria de PP+Cs; Juan Ramón Viles, concejal del Ayuntamiento de Donostia-San Sebastián; Miren Gallastegi, parlamentaria del PSE-EE y Jon Gambra, director de Derechos Humanos y Memoria Democrática, a su vez, miembros del Consejo de Dirección de Gogora. A la familia Andueza le han acompañado víctimas y familiares de víctimas de violencia policial ilícita.

La situación derivada de la pandemia ha ocasionado que el acto se celebre un año después de cumplirse el 50 aniversario de la muerte de José Miguel Andueza. Ya que este acto se enmarca en las conmemoraciones que el Gobierno Vasco realiza para honrar y recordar a las víctimas del terrorismo y la violencia en el 50 aniversario de los hechos.

El caso de José Miguel Andueza

José Miguel Andueza, fue reconocido como víctima de vulneraciones de derechos humanos, producida entre los años 1960 y 1978 en el contexto de la violencia de motivación política vivida en Euskadi, por el Decreto 107/2012 de 12 de junio de Gobierno Vasco.

El dictamen de la Comisión de Valoración del citado decreto recoge las circunstancias de la muerte de José Miguel Andueza.

“Se considera debidamente acreditado que D. José Miguel Andueza Elizalde fue una víctima mortal de una actuación brutal, por parte de un miembro de la Guardia Civil, en una discusión tras un accidente de tráfico que se produjo a las afueras de Donostia el 15 de junio de 1970”. Así reza la propuesta elevada a acuerdo dictada el 3 de diciembre de 2013 por la Comisión de Valoración, al amparo del Decreto 107/2012 de 12 de junio del Gobierno Vasco.

 

Sobre la víctima

José Miguel Andueza Elizalde era un hombre soltero de 39 años, que, tras pasar varios años en Estados Unidos, trabajando como pastor, volvió a su localidad natal, Bera, para comenzar una nueva vida con los ahorros obtenidos en Estados Unidos.

El 15 de junio de 1970, Andueza cogió su coche para ir desde Bera a Donostia y estando cerca de su destino se vio implicado en un incidente de tráfico. Según parece, tras una discusión, uno de los guardias civiles intervinientes causó la muerte de José Miguel Andueza Elizalde de varios disparos.