Nerea Melgosa: `La convivencia no puede descansar en el olvido

Fecha de publicacin: 

  • Melgosa: “La verdadera concordia solo puede descansar sobre los pilares de la verdad, la memoria de las víctimas y los principios democráticos”
  • La consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales ha participado esta tarde, en Amorebieta-Etxano, en el acto de entrega de los dos primeros identificados de la fosa del cementerio de la localidad
  • Las personas identificadas son Adolfo Cengotitabengoa Izurza (Muskiz) y Jaime Iñiguez Nieva (Ortuella), ambos, milicianos del Batallón Perezagua, muertos el mismo día, el 7 de abril de 1937
  • Gogora sigue trabajando para identificar los 84 restantes recuperados en el cementerio de Amorebieta-Etxano
  • En torno a 30 familiares de combatientes desaparecidos han asistido al acto de hoy

El Gobierno Vasco y el Ayuntamiento de Amorebieta-Etxano han organizado el acto de entrega a sus familias de los dos primeros identificados de la fosa del cementerio de la localidad. Se trata del primer resultado tras los trabajos de localización y recuperación de los restos pertenecientes a 86 personas que se desarrollaron en diciembre del año pasado y marzo de éste.

Las personas identificadas son Adolfo Cengotitabengoa Izurza (Muskiz) y Jaime Iñiguez Nieva (Ortuella), ambos milicianos del batallón Perezagua, adscrito al Partido Comunista de Euskadi. Se da la circunstancia de que los dos fallecieron el mismo día, el 7 de abril de 1937; Cengotitabengoa en el frente de Barazar, con 31 años, e Iñiguez en el Hospital Militar de Amorebieta-Etxano, con 19 años, a buen seguro, tras haber sido trasladado herido desde el mismo frente.

Nerea Melgosa, consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, ha participado en el acto de esta tarde, en el Centro Zelaieta de Amorebieta-Etxano, acompañada por su equipo del área de memoria y derechos humanos: José Antonio Rodríguez Ranz, viceconsejero de Derechos Humanos, Memoria y Cooperación y Aintzane Ezenarro, directora del Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos-Gogora.

La consejera Nerea Melgosa, en su intervención, ha explicado que seguirán los trabajos de exhumación en el Cementerio de Amorebieta-Etxano, así como los esfuerzos para identificar a los 84 restantes. Para lo que ha hecho un llamamiento para que familiares de desaparecidos en la Guerra Civil donen su muestra de ADN a Gogora. También trasladaba el compromiso vigente del Gobierno Vasco para seguir recuperando, identificando y entregando a sus familias a todos aquellos gudaris y milicianos que murieron por unos valores e ideales democráticos “unos ideales y valores que hoy enarbolamos frente al avance de la ultraderecha, los totalitarismos y los populismos”. “El compromiso de aquellos gudaris y milicianos inspira hoy nuestro compromiso” ha añadido.

La consejera se ha referido al acto de esta tarde como “un acto de justicia”. “Algunos dicen que desempolvamos viejos odios y reavivamos viejas heridas, nada más lejos de la realidad; la convivencia no puede descansar en el olvido, la verdadera concordia solo puede descansar sobre tres pilares: la verdad, la memoria de las víctimas y los ideales democráticos de libertad y justicia social”

Por su parte, la alcaldesa de Amorebieta-Etxano, Ainhoa Salterain, ha expresado la importancia del acto de hoy “este acto simboliza un paso adelante hacia la reconciliación y la curación de las heridas aún abiertas en nuestra sociedad. Lo vivido hoy nos recuerda la importancia de preservar la memoria histórica, no solo como un acto de justicia, sino como un pilar esencial para la construcción de un futuro en el que prevalezcan la paz y el respeto mutuo”.

La directora de Gogora, Aintzane Ezenarro, ha sido la encargada de comenzar el acto y dar la bienvenida especialmente a las familias de las dos personas identificadas, entre ellas a la hija de uno de ellos, Bittori Zengotitabengoa, así como a las numerosas familias de desaparecidos, que mantienen la esperanza de identificar y recuperar a sus familiares. El Instituto de la Memoria tiene contacto con 67 familias de desaparecidos que podrían haber sido inhumados en el cementerio de Amorebieta-Etxano, y, de ellos, 56 ya han donado la muestra de ADN, con el objetivo de identificar genéticamente a la totalidad de las personas recuperadas. Unas 30 personas, familiares de desaparecidos han acudido al acto de hoy.

Entre el público asistente al acto, se encontraban también familiares de milicianos del Batallón Perezagua que fueron recuperados en el monte Altún, en el frente de Barazar y entregados a sus familias en 2019, compañeros de los dos milicianos identificados de hoy. Este batallón comunista luchó en el frente de Barazar a principios de abril del 37 y sufrió numerosas bajas, tras la localización de los enterramientos del Cementerio de Amorebieta-Etxano, la hipótesis es que algunos de ellos puedan ser milicianos de ese batallón muertos en el frente, como es el caso de Cengotitabengoa, o que murieron tras ser trasladados heridos al Hospital Militar de Amorebieta, como Iñiguez.

Para entender mejor lo acontecido en la primavera de 1937, antes de que el 18 de mayo Amorebieta y Etxano cayeran en manos del bando sublevado, y conocer cómo se desarrolló la guerra en la zona ha intervenido Aitor Miñambres, director del Museo del Cinturón de Hierro de Berango. Antón Erkoreka, por su parte, director del Museo Vasco de Historia de la Medicina y las Ciencias, ha ahondado en la organización de la sanidad militar de la época, para entender la función de los diferentes tipos de hospitales en época de guerra, como el del Hospital Militar de Amorebieta. Finalmente, Lourdes Herrasti, antropóloga de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, y responsable de las campañas de excavación del Cementerio de Amorebieta-Etxano, ha explicado cómo se han desarrollado los trabajos de exhumación y cómo el análisis de los restos recuperados, apuntan a que se trata de restos pertenecientes a combatientes provenientes de los diferentes frentes de combate de la zona y del propio hospital de la localidad.

Tras estas intervenciones, José Antonio Rodriguez Ranz, viceconsejero de del Gobierno Vasco, Aintzane Ezenarro, directora del Instituto Gogora, y Ainhoa Salterain, alcaldesa de Amorebieta-Etxano han hecho entrega de los restos de los dos milicianos identificados a sus familias. Junto con los restos mortales, las familias han recibido un informe detallado de cada caso y una réplica en miniatura de la escultura ‘Duintasuna’ de Iñigo Arregi, la misma que preside los Columbarios de la Dignidad de Elgoibar y Orduña.

Tras el aurresku de honor a las víctimas, han tomado la palabra Jaime Iñiguez, sobrino de Jaime Iñiguez Nieva, y José Ángel Zengotitabengoa, nieto de Adolfo Cengotitabengoa.

Han acompañado a las familias, en este emotivo acto: Saulo Nebreda, alcalde de Ortuella, y Eduardo Briones, alcalde de Muskiz, lugar de nacimiento de las víctimas identificadas hoy; la corporación del Ayuntamiento de Amorebieta-Etxano; Andoni Iturbe, viceconsejero de Cultura del Gobierno Vasco, Ion Gambra e Iñigo Camino, miembros del Consejo de Dirección Gogora; Jon Hernández, parlamentario y representante del Partido Comunista de Euskadi; así como miembros de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, técnicos del Laboratorio Genético Biomics de la UPV/EHU, Euskal Prospektore Taldea, y miembros de otras asociaciones locales.

Programa de búsqueda de desaparecidos de la Guerra Civil

En los últimos veinte años el Gobierno Vasco ha recuperado 331 víctimas de la Guerra Civil y la represión franquista, y ha podido identificar a 54 de ellas, dentro del Programa de Búsqueda de Personas Desaparecidas de la Guerra Civil de Gogora. Lo hace a través de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, encargado de los trabajos de exhumación y antropología forense, y el laboratorio genético de la UPV/EHU Biomics, responsable de la identificación genética a través del contraste de las muestras de ADN.