Beatriz Artolazabal: "Los bombardeos fueron y son violaciones flagrantes del derecho internacional y reflejo de inhumanidad"

Fecha de publicación: 

Ha calificado como "tímido, pero significativo paso en la dirección correcta" la declaración institucional aprobada por el Consejo de Ministros en relación al bombardeo de Gernika. La consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales ha participado en la presentación del proyecto de puesta en valor del refugio Astra en Gernika, en el contexto del programa de actos de conmemoración del 85 aniversario del bombardeo.

Beatriz Artolazabal, consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, ha participado este mediodía, en Gernika, en la presentación pública de la intervención que se ha realizado en el refugio antiaéreo Astra. Lo ha hecho junto con el alcalde de Gernika, José María Gorroño, y el historiador e investigador Xabier Irujo, coordinador de la iniciativa. Les han acompañado Bingen Zupiria, consejero de Cultura y Políticas Lingüística, y Aintzane Ezenarro, directora del Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos Gogora. Esta presentación se enmarca en el programa de actos que se están llevando a cabo con motivo del 85 aniversario del bombardeo de la ciudad.

La consejera Artolazabal ha comenzado su intervención con algunos testimonios de supervivientes del bombardeo, que relatan situaciones, por desgracia, familiares en este momento, ya que se asemejan a lo que está sufriendo la población civil en los búnkeres de las ciudades ucranianas. Los refugios, símbolo de la defensa y protección de la vida de la población civil, recuerdan que los bombardeos, “fueron y son violaciones flagrantes del derecho internacional y reflejo de la inhumanidad y la degradación moral elevadas a la máxima potencia; la supuesta razón de Estado de regímenes fascistas y totalitarios no vale la vida de una persona inocente” ha dicho la consejera.

Beatriz Artolazabal ha hecho referencia a tres principios base en las políticas públicas de memoria que dirige: memoria, verdad y compromiso. Y en este sentido, una vez superadas las mentiras que cayeron sobre Gernika, ha calificado como “tímido, pero significativo paso en la dirección correcta” la declaración institucional aprobada por el Consejo de Ministros en relación al bombardeo de Gernika. “Un primer paso que debiera ser el inicio de un camino de memoria, verdad y compromiso” ha añadido.

La consejera Artolazabal, responsable de las políticas públicas de memoria, ha querido resaltar la labor de sensibilización y la promoción de los valores democráticos que deviene de dichas políticas y de la recuperación de lugares como el refugio Astra, como espacios de memoria “tenemos el reto de que todas y todos los jóvenes sientan un aldabonazo en sus conciencias cuando la injusticia de la guerra golpea a un pueblo” ha añadido para concluir: “Gernika es memoria viva, es futuro, futuro en términos de nunca más”.

El alcalde José María Gorroño ha sido el encargado de presentar la iniciativa, una intervención que incluye un montaje audiovisual en el propio refugio, donde se pueden escuchar los testimonios de dos supervivientes del bombardeo, Sebastián Uría y María Olabarria y una exposición compuesta por cinco paneles informativos en el exterior. Xabier Irujo ha expuesto el contenido de los paneles, centrados en los refugios antiaéreos de Astra y Talleres de Gernika.

Este proyecto está enmarcado dentro de la ruta ‘Gernika 1937-04-26’, recorrido interactivo auto guiado a lo largo de la villa. Este proyecto fue desarrollado por el Ayuntamiento de Gernika-Lumo en 2018, con la cofinanciación del Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos Gogora.

 

Jornadas sobre memoria histórica

Por la mañana, se han inaugurado las jornadas ‘Gernika 85 años. Memoria, legislación e historiografía’ que se desarrollarán durante el día de hoy y mañana. La apertura ha corrido a cargo del viceconsejero de Derechos Humanos, Memoria y Cooperación, José Antonio Rodríguez Ranz, y el alcalde de Gernika, José María Gorroño.

El viceconsejero Rodríguez Ranz se ha referido a la necesidad de mantener este tipo de foros ya que la memoria es un derecho y un deber: “un derecho y un deber que implica sensibilizar, concienciar, reconocer, hacer justicia y un firme compromiso con la no repetición”.

Las jornadas han comenzado con la conferencia de la directora del Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos Gogora, Aintzane Ezenarro, sobre el Proyecto de Ley de memoria histórica y democrática de Euskadi que actualmente está en fase de tramitación parlamentaria.

En estas jornadas se analiza cómo, en las últimas décadas, se ha ido incorporando al discurso histórico la memoria de las víctimas y de quienes habían quedado al margen de las narrativas tradicionales. En este contexto, ha cobrado fuerza la conciencia de que es necesario garantizar la transmisión de la memoria, una memoria en conflicto, a las generaciones más jóvenes en el ámbito de su educación.

Las jornadas, están dirigidas al público en general, participan investigadores especialistas en la materia, quienes abordan diversos aspectos de la memoria histórica como son las exhumaciones de las personas desaparecidas en la Guerra Civil, los lugares de memoria, las leyes de memoria democrática y la recuperación de la memoria histórica desde las instituciones públicas.